Test para hombres feministas

feministailustrado

 

En la lucha feminista siempre nos han acompañado muchos hombres, han estado a nuestro lado apoyando nuestro discurso y nuestras protestas. Han hecho frente al machismo, han renunciado a sus privilegios y se han mantenido en un segundo plano para dejar el liderazgo que el patriarcado les ha otorgado en manos de las mujeres. Escuchan nuestras ideas y exigencias aunque en algún momento dado puedan no entenderlas del todo, porque confían en nosotras.

Si te consideras un hombre feminista te animo a repasar estas situaciones a ver con cuántas reacciones coincides.

Si estoy en una mesa con un grupo de amigos, pasa una chica y le gritan algo…

a. me ofende y lo digo, porque me parece una falta de respeto.

b. no me gusta pero no digo nada.

c. me parece un poco exagerado que eso moleste.

En cuanto a las tareas en casa

a. es una responsabilidad de ambos, pero además soy consciente de que a las mujeres se les inculca que ellas son las que deben hacerlas así que intento con mi actitud dar ejemplo de que eso no debe ser así.

b. la verdad es que me escaqueo algunas veces.

c. a mi novia le gusta encargarse de todas esas cosas, además a mi no se me da muy bien.

En una conversación sobre violencia de género…

a. es un problema serio que hay que solucionar con más medidas por parte del gobierno, pero sobre todo con educación. Hay que enseñarle a los niños a respetar a las niñas, y dejar de centrarnos en aconsejar a las mujeres, ellas no son las culpables.

b. es un problema, hay que enseñar a las niñas a alejarse de los hombres que las traten mal.

c. cuidado con esto que hay muchas denuncias falsas.

En el metro…

a.Como me rodeo de feministas conozco el manspreading así que intento no ocupar más espacio del que debo, vaya solo o no, me gustaría cambiar la imagen que se tiene de los hombres.

b.si hay gente a mi lado procuro no molestar pero si voy solo ¿cuál sería el problema?

c.me parece un poco exagerado, que abran las piernas ellas también.

Cuando las feministas hablan y dicen “los hombres hacen…”

a. no me ofendo, aunque se generalice soy consciente de que es una forma de decir que son los hombres los que tienen ciertos comportamientos y no que todos los hombres son de una manera.

b. creo que deberían concretar un poco para que no haya malentendidos.

c. me parece mal, no todos los hombres somos así.

A la hora de decir si soy feminista

a. por supuesto que lo digo, más hombres deberían decirlo también, es algo de lo que estar orgulloso.

b. me considero pero prefiero no entrar en encasillarme.

c. en todo caso igualitario.

Si voy con mi pareja, le dicen algún piropo y cuando me ven, me piden disculpas a mi

a. les digo que en todo caso le tiene que pedir disculpas a ella.

b. las acepto por no crear mal rollo y nos alejamos.

c. me parece lo correcto.

Mayoría de c

Muy mal. Si has elegido la c como respuesta varias veces es señal de que estás muy lejos de buscar la igualdad y mucho menos de dar ejemplo con tu actitud.

Mayoría de b

Se han formado muchos mitos y leyendas en torno al feminismo y probablemente no sea lo que tienes en mente, tu actitud no es machista pero necesitamos a nuestro lado a hombres comprometidos que lleguen a más hombres.

Mayoría de a

¡Enhorabuena! Si la mayoría de las respuestas son a significa que eres muy consciente de lo que significa el movimiento feminista y te sientes parte de él. Estamos muy orgullosas de tener compañeros como tú.

20 pensamientos en “Test para hombres feministas

  1. Suena muy contradictorio esto…

    A la hora de decir si soy feminista

    a. por supuesto que lo digo, más hombres deberían decirlo también, es algo de lo que estar orgulloso.

    b. me considero pero prefiero no entrar en encasillarme.

    c. en todo caso igualitario.

    Mayoría de c

    Muy mal. Si has elegido la c como respuesta varias veces es señal de que estás muy lejos de buscar la igualdad y mucho menos de dar ejemplo con tu actitud.

    Me gusta

      • Creo que Alejandro hizo una interpretación literal de las palabras igualitario e igualdad. La contradicción estaría en que la alternativa c. “en todo caso igualitario” estaría “muy lejos de buscar la igualdad”. No obstante, el considerarse “igualitario” trae consigo una carga de indiferencia o ceguera a la verdadera igualdad, ya que significa simplemente tratar a todos por igual, sin tomar en consideración las diferencias, lo que supone que uno acepta o cree que el contexto (en este caso las estructuras de poder) es supuestamente neutral e imparcial, y no patriarcal. Por lo tanto, no habría contradicción en aseverar que un igualitarista está “lejos de buscar la igualdad”, al menos la sustantiva y real.

        Me gusta

      • En la respuesta c. a esta pregunta, la persona se considera igualitario. La sección de respuestas dice que la mayoría de repuestas es mala por que está lejos de buscar la igualdad.

        Me fui a la RAE a buscar la definición de igualitario y dice

        1.adj Que entraña igualdad o tiende a ella.
        2.adj Que propugna la igualdad social.

        ¿Entonces no busco la igualdad por ser igualitario?

        Me gusta

      • Creo que Leandro ahondó más en el tema. Sumándome a sus palabras, y tratando de hacerme entender mejor, lo que supone el igualitarismo es tratar ahora en el presente inmediato a todos por igual, haciendo caso omiso de las estructuras de poder (político, económico, cultural) que perjudican y han perjudicado sistemáticamente a un grupo determinado de la sociedad como son las mujeres, indígenas, homosexuales, etc. En particular el caso de las mujeres podría considerare el más relevante, ya que es genuino en cuanto las mujeres pueden ser a su vez indígenas, homosexuales, etc. Cuando se tiene conciencia de que estos aparatos funcionan de esta forma, no puede uno contentarse con tratar a todos por igual, porque al hacerlo uno pasa a ser parte del engranaje de la estructura de dominación hacia determinado grupo. Por poner un ejemplo, supongamos que históricamente a mi me dan 80 de algo y a ti 20 de algo sólo porque tu nombre empieza con A y el mio con D, o sea un acto arbitrario e injusto. Si el resto de la sociedad empieza a tratarnos por igual, siempre se mantendrá esa proporción 80 y 20, lo que claramente no propende a la igualdad. Sería un acto liberal supuestamente neutral, pero en lo sustancial es la continuación de la desigualdad. De esta conclusión es que surgen algunas teorías feministas, las denominadas discriminaciones positivas, el materialismo histórico, etc. Cuando las superestructuras no son neutrales, uno no puede actuar neutralmente sobre ellas en búsqueda de la igualdad. Espero haber sido más claro, aclarar también que no es una discusión semántica (lo que dice la RAE es técnicamente correcto en ese sentido), sino social y política.

        Me gusta

      • No estoy minimizando los padecimientos de las mujeres, sé que están peleando por tener justicia. Pero la palabra igualitario tiene una acepción y me parece que la están intercambiando por la de feminista. Aquella situación que describes con los poderes no neutrales no es igualdad. ¿Por qué cambias su significado?

        Me gusta

      • La fórmula es simple, dado X entonces Y. De nuevo, no se trata de semántica, no es intercambiar la palabra igualitario por feminismo. Lo “malo” no es tratar a las personas por igual, el error está en que dado X: sistema patriarcal que somete y perjudica dejando en una posición de desventaja a las mujeres; entonces Y: al tratar a todos por igual se consolida dicha desventaja producida arbitrariamente. Entonces, sólo dado el contexto X sería “malo” Y. Si lees bien nunca dije que el contexto (X: sistemas de poder no neutrales) fuera igualdad (todo lo contrario por lo demás), sino que actuar de manera igualitaria (Y) desconociendo o aceptando dicho contexto (X) no lleva a la igualdad. Por lo tanto, no es sólo respecto al feminismo, es respecto a cualquier condición que se posea (raza, credo, condición social, etc.) que ponga a la persona en una situación de desventaja respecto de otras, de manera arbitraria e injusta. El materialismo histórico de hecho hablaba muy poco de las mujeres, estaba más bien enfocado a la situación de desventaja del proletariado. La discriminación positiva nace en Estado Unidos en favor de la situación de desventaja de los afroamericanos, no de las mujeres, pero son aplicables y se aplican de hecho actualmente en favor de las mujeres. El igualitarista entonces está en contra por ejemplo de una medida de discriminación positiva, ya que es ciego a las diferencias, planteando que es injusto p. ej. un sistema de cuotas en favor de las mujeres, ya que habría que tratar a todos por igual. En este sentido, el igualitario trata a todos por igual sin tomar en consideración la situación de desventaja del otro o, más importante aún, la situación de ventaja que posee, que son creadas de manera arbitraria e injusta, o sea, sin un fundamento racional detrás y sin apelar a ninguna norma sea jurídica o moral, en consecuencia creadas por simple capricho (porque eres mujer, porque eres negro, porque eres indígena, porque tu nombre empieza con A, etc.). Sin latearte más, quizás pueda ejemplificar de mejor forma: una carrera, un hombre contra una mujer, el hombre parte 10 metros adelante sin ninguna justificación, sólo porque es hombre (o la mujer 10 metros atrás sólo porque es mujer). Una vez establecido esto, cuando llevan 100 metros el hombre no se puede justificar en el trato igualitario para mantener su ventaja injusta, uno se da cuenta que lo que se tiene que hacer para que la carrera sea justa (que es lo principal aquí, la justicia), es eliminar la desventaja que acarrea la mujer desde el principio. Eso requiere no ser neutral, no tratar a los dos por igual, en consideración a que el sistema está perjudicando a uno por capricho (sólo por ser mujer), lo que se debe hacer entonces es intervenir para llegar a la igualdad y que la carrera sea justa, de ahí en más,una vez eliminada la injusticia, se puede tratar a ambos por igual.

        Me gusta

  2. Esta bueno, pero las respuestas A están muy elaboradas, eso nos da la respuesta “correcta” de inmediato, claro, no es para que las respuestas sean crìtpicas o dos lineas, pero para hacerlo más interesante sería necesario que las 3 respuestas tuvieran el mismo desarrollo. Es solo un consejo ¡Me encanta su página!

    Me gusta

  3. Declararse un hombre (o mujer) igualitario queriendo “trascender” de alguna forma ciertos sesgos ideológicos que dicen encontrar en el feminismo no sólo es desconocer los postulados del feminismo, sino que invisibiliza años de lucha y compromiso que las mujeres feministas han sostenido para que ellos los autodenominados igualitarios hayan alcanzado el nivel de entendimiento necesario para percibir las desigualdades sexo genéricas. Ese es el motivo por el que la respuesta C es tan perjudicial para las reivindicaciones feministas.

    Me gusta

  4. Creo… Creo que he roto el test, he sacado una D jajaja. Leí que autodenominarse feminista siendo hombre es problemático y prefiero usar los términos “aliado del feminismo” o “pádawan feminista” 🙂

    Me gusta

  5. Hombre, mas que feminista concretaría que es un test para ver si eres feminista de tercera ola o via, porque la mayoría de los casos expuestos son a ojos de cualquier feminista de segunda via una tontería o incluso algo ofensivo y contrario a la igualdad por la que tanto lucharon nuestras madres.

    Me gusta

  6. DHOLMGREN, ¿quién te dice a ti que la búsqueda de la igualdad pasa por “amoldarse” a las imperfectas estructuras de poder, compensando a los más desfavorecidos y desfavorecidas por éstas, y no por cambiar las propias estructuras de poder para buscar una igualdad real garantizando el acceso a todo el mundo en la misma medida? ¿O estás insinuando que las mujeres por el hecho de serlo, parten con una desventaja insalvable mediante una reconversión de las estructuras de poder? Porque si es así, entonces cuéntanos en qué consiste tal desventaja endémica y cómo pretendes dar solución a dicha situación?

    Me gusta

    • Difícil poder tener un intercambio de ideologías globales a través de un teclado, se trataba de un punto específico en un contexto también específico respecto a la alternativa c., entre decir “soy feminista” o “igualitario”, y por qué esto último es perjudicial para las mujeres en particular y para todos los grupos desaventajados en general. Nunca he aseverado que hay que “amoldarse” a las estructuras de poder (muy por el contrario), sólo utilicé ejemplos de cómo intervenciones dentro del sistema que van en favor de las mujeres son criticadas por el igualitarismo por no conllevar un trato neutral. A nivel macro es claramente más efectivo utilizar una filosofía anarquista y, más que cambiar, eliminar cualquier estructura de poder que pueda generar ventajas o desventajas arbitrarias e injustas (pero nada impide que mientras se llega a la sociedad ideal se pueda hacer justicia en ésta, son dos caminos paralelos). Aprovecho para aclarar también que la desventaja no es endémica (y nunca he insinuado eso), es histórica, y si el día de mañana se eliminan o se cambian las estructuras de poder, eso no cambiará los siglos de dominación que de alguna forma se tendrán que recuperar, sea en la sociedad actual o en una libertaria. Por último, suena extraño que una persona que quiera cambiar las estructuras de poder aparentemente esté a favor del igualitarismo, teoría por lo demás repudiada por sectores desde el comunismo-libertario hasta algunos sectores del socialismo, y claramente por el feminismo. La lucha por la justicia es la verdadera lucha por la igualdad, es el igualitarismo justamente lo que mal criticabas: un “amoldamiento” liberal y un abuso de la palabra igualdad para mantener la injusticia y los privilegios que generan los sistemas. En este sentido el igualitarismo no propugna cambiar las estructuras de poder, sólo pretende que en la sociedad se trate a todos por igual, pero cuando las raíces de la sociedad son injustas, o se interviene apelando a las diferencias (discriminación positiva) o se eliminan. El igualitario critica que se trate distinto a las mujeres en razón de favorecerlas (o al hombre en razón de quitarle privilegios arbitrarios e injustos), porque si somos todos iguales sería injusto que se hicieran diferencias, lo que supone creer que el hombre no está siendo constantemente privilegiado, supone un sistema neutral, por aceptación o por desconocimiento. En Estados Unidos, al aplicarse cuotas para los afroamericanos los igualitaristas reclamaban que les quitaban el trabajo a los “blancos competentes” y que estaban ahí sólo por ser negros: que debían tratarlos a todos por igual. En definitiva, cambiar o transformar el sistema es harina de otro costal, no del igualitarismo.

      Me gusta

      • Hola Dholmgren,

        Me meto un poco para preguntarte un par de conceptos que has comentado aquí, si quieres discutir ;).

        En lo primero en un principio estoy de acuerdo, generando una situación aparentemente desigual puede ayudar al cambio cultural. Sin embargo hay un par de aspectos con los que no estoy de acuerdo (Y quizás es por desconocimiento), desde mi punto de vista el patriarcado (O el sistema antiguo como quieras llamarlo) tenía sometidos a ambos sexos (Con el hombre en una posición ventajosa, puede, pero no en todos los casos) y muchas veces veo que se ignora ese aspecto entre las teorías de tercera ola, es como si solo sufrieran las mujeres y como si solo eso fuera lo que hay que solucionar, en eso creo que la ideología de tercera ola flaquea bastante y genera mucho rechazo por los colectivos fuera del feminismo. Los hombres también sufren en ciertos aspectos en el sistema que combatís, son victimas en muchos casos igual que las mujeres, de echo desde el punto de vista historico el peor enemigo de muchas feministas fueron otras mujeres que no querían el cambio, no querían ni los derechos ni las responsabilidades que reclamaba el colectivo feminista.

        Por ponerte un ejemplo cuando sale un caso de violación a un hombre o niño, a mi se me ponen los pelos de punta con como se banaliza el acto, como si a la victima le tocara tragarse su sufrimiento. Sinceramente no lo entiendo y me parece una situación muy injusta para la victima. (Literamente una cultura de la violación)

        El otro punto es cuando has mencionado que “eso no cambiará los siglos de dominación que de alguna forma se tendrán que recuperar” ¿Que quieres decir con recuperar? porque suena a venganza o revancha, sinceramente no veo porque los hombres de ahora y del futuro que deseamos la igualdad de sexos y que no queremos dominar a nadie tenemos que pagar por un mal sistemático.
        No entiendo en que manera debería el sexo masculino pagar nada si quien se va a beneficiar de la igualdad son nuestros hijos e hijas.

        Se que este no es el mejor medio para discutir esto, pero no habiendo una alternativa menos es nada y pareces muy entendida. 😉

        Un saludo a ti y quien quiera que conteste.

        Me gusta

  7. Hola Harec, respecto a lo primero, totalmente de acuerdo. Por lo mismo repito que la respuesta fue exclusivamente en el contexto del contraste de las alternativas a. y c. (feminismo v. igualitarismo). Es claro que los sistemas dirigidos por estructuras de poder arbitrarios han sometido a todos los seres vivientes, por lo mismo dentro de los ejemplos utilicé el caso de los afroamericanos o del proletariado. Sin embargo, el hombre es dominado por no tener poder adquisitivo, o por ser negro, o por ser homosexual, o por cualquier condición que conlleve en la práctica dejar el estatuto de “persona” (individuo varón, blanco, propietario) en el dispositivo de poder Estado-nación. Sin embargo, si piensas en el caso de la mujer, ésta además de ser sometida por no tener poder adquisitivo, o por ser negra, o por ser homosexual, etc., es sometida por el solo hecho de ser mujer (por ejemplo, el proletario explotado que llega a su casa, en un porcentaje mínimo es víctima de palizas por parte de la mujer o abusos sexuales, en la gran mayoría de los casos no es explotado dos veces, y luego tres si denuncia y así sucesivamente, cosa muy distinta para las mujeres). De acuerdo en que hay que cambiar (o eliminar) las estructuras de poder arbitrario para tod@s, pero sin ignorar este dato.

    Cuando hablas del tema de la violación el único victimario posible es un hombre, lo que sería una violación sodomítica. Las mujeres técnicamente no pueden violar. Pero es claro también que tanto hombres como mujeres están atrapados en su sexo, y por lo mismo muchas veces no se considera relevante un abuso de una mujer a un hombre.

    Ahora que leo de nuevo la frase que citas claramente suena a revancha, debí utilizar otra forma de darme a entender. Lo que sucede con las dominaciones históricas es que es imposible cortar y decir “de ahora en adelante no dominamos más” y eso es todo. Los siglos de dominación sea a quien sea no pueden eliminarse tan fácilmente, es un tiempo perdido irrecuperable en cuanto al desarrollo del individuo que se define generalmente por pertenencia familiar y cultural. Insisto con el contexto de los afroamericanos en Estados Unidos para no limitar este argumento a la “tercera ola”. A es blanco y Z es afroamericano, A somete a Z y la descendencia de A somete a la respectiva de Z y así durante generaciones, lo que sucede con la cultura, el desarrollo personal, del pensamiento, el sentimiento de inferioridad, el miedo, etc., se reflejan varias generaciones después de terminado el sometimiento. El afroamericano le puede decir justificadamente al norteamericano “porque tus padres (o abuelos) sometieron a mis padres tienes los privilegios que tienes”, o “porque tus padres sometieron a mis padres tengo las desventajas que tengo”. Por eso en el caso de las feministas se habla de “hombres” en plural, no se trata de que el que nunca sometió queda libre de la carga, ni tampoco de que cualquier afroamericano pueda excusarse de cualquier cosa por el hecho de que sus antepasados fueron explotados o sometidos injustamente, lo relevante es el dato que queda, analizar el por qué de ese dato sin caer en particularismos. PD: Gracias por tu apreciación de entendida pero es entendido, saludos 😉

    Me gusta

    • Perdona la confusión, tu nick me ha confundido :).

      Es obvio que tenemos ideologias y visiones distintas del problema, que no quita que podamos realizar un acercamiento ;).

      El problema que veo al concepto de la dominación de la mujer es que no es lo mismo que por ejemplo la dominación racial. Sin ir mas lejos en EEUU entre los distintos colores de piel (Tecnicamente hablando no existen las razas humanas desde el punto de vista biológico) hay una clara diferencia de riqueza, que se traduce a la larga en un problema social.
      El problema que veo en esto es que una vez rota la barrera del genero vamos a tener mujeres ricas y pobres indiferentemente de la situación anterior y me cuesta mucho ver como se puede afrontar esa problemática.
      Quiero decir a parte de lo que ya se esta haciendo, obviamente aun falta mucho por hacer, pero parece que la diferencia salarial entre sexos es practicamente nula en puestos bajos,(Aun hay diferencia salarial porque las direcciones de empresa siguen siendo eminentemente masculinas, pero creo que vamos en el buen camino)

      En el caso de la violación yo pensaba como tu, hasta que empecé a informarme y a escuchar los relatos de hombres que afirmaban haber sido abusados, creeme un hombre o un niño pueden ser violados o abusados por una mujer, por suerte no son casos muy frecuentes pero biologicamente es posible. De nuevo este no es el mejor medio de intercambiar este tipo de información, pero te recomiendo si tienes tiempo libre echarle un vistazo.

      En cuanto a la frase esta todo aclarado, era solo que era malinterpretable ;).

      Ya seguiremos hablando por este blog si sigues, me gusta mucho discutir con gente con ideas y visiones distintas, es muy estimulante y esta parece una buena plataforma de encuentro.

      Me gusta

  8. Hola Harec, un gusto leerte de nuevo. (Te pido disculpas anticipadas por lo latero que pueda llegar a ser en el comentario pero lo creo necesario para que se entiendan bien los puntos). Respecto al problema de la dominación que planteas tendría en principio dos respuestas. La primera, totalmente de acuerdo, es así. A pesar de que muchas intervenciones miran también el lado económico, es claro que no se va a solucionar la desigualdad estatutariamente, ya que habría que ir grupo por grupo desaventajado y justificando por qué algunos sí y otros no. Finalmente habría dentro de cada grupo (mujeres, afroamericanos, homosexuales, etc.) ricos y pobres y desigualdad al fin y al cabo. Bajo ese análisis sería claramente más eficiente buscar la igualdad de tod@s de raíz, eliminando el sistema de acumulación capitalista (lo que, salvo excepciones, no es incompatible con casi ninguna teoría feminista, por lo que la lucha contra el capital en razón de recuperar lo que les pertenece [la libertad, a través de la justicia] desde mi punto de vista es necesario, pero no suficiente). Sin embargo, no se puede reducir el problema de la dominación exclusivamente a un problema económico o de explotación patronal. En este sentido, y como bien señalas, tal como la eliminación de la injusta desventaja por sexo no garantiza la igualdad económica, la eliminación de la desigualdad económica no garantiza la exclusión de la dominación. La segunda respuesta entonces sería con cierto escepticismo hacia la relación casi sagrada que se realiza entre dinero y poder. En un nivel de abstracción mayor, hay que tener siempre presente que existen varios tipos de dominación y a su vez que la acumulación de poder económico (de capital) es sólo uno de los tipos de poder como lo serían también el poder político, estético (espectáculo-mediatización de una forma de vida), semántico (hegemonía discursiva), moral (sacralización de determinada forma de vida), etc. La forma de dominación que se asocia a las teorías feministas sería una dominación tradicional, en su tipo más puro que es el dominio patriarcal, donde la estructura de poder se traduce en un dominio “sultanezco”.
    Por su parte, el poder en sí es más que nada fáctico, es la posibilidad de amenazar y así obtener una declaración de voluntad, una acción, una abstención, etc. En este sentido, quién tiene poder dependerá de la situación y del contexto o ambiente en donde ocurre la situación, son los entornos los que definen quién tiene poder en cada situación, por eso no necesariamente quien tiene más dinero tiene más poder, de ser así los zares rusos nunca hubiesen sido derrocados. Es claro que a través de la acumulación de dinero se puede intervenir aunque sea indirectamente sobre los demás poderes y así ejercer dominación, cuando el sistema económico se acopla a su entorno es cuando busca generar un grado de legitimidad, p. ej. todos al momento de utilizar el dinero para obtener algún bien o servicio tenemos que reconocer el dinero como un instrumento válido, el cual a su vez tenemos que aceptar de vuelta como forma de pago válido en otra situación.
    Esto es lo que pasa con el sistema patriarcal, puede o no estar acoplado a un sistema capitalista, pero si se elimina sólo el sistema económico persiste el sistema patriarcal que ha acumulado históricamente (y ahora gracias a la emancipación de las mujeres ha ido perdiendo) todos los poderes descritos más arriba. Entonces, es cierto que el sistema económico capitalista nos perjudica a tod@s, pero no sucede lo mismo con cada uno de los demás poderes, hay algunos que perjudican y ponen en una situación de desventaja arbitraria e injusta a las mujeres por el solo hecho de ser mujeres, poniendo al hombre a su vez en una situación de dominación que va más allá de la desigualdad mirada económicamente. La mujer pobre además de estar sometida por ser pobre está sometida por ser mujer. En conclusión, son compatibles ambos caminos (cambiar o eliminar las estructuras que generan un patrón de acumulación del poder como el sistema económico capitalista y el de dominación patriarcal), con lo cual realmente no habría un “problema” en eliminar la dominación del hombre sobre la mujer con la excusa (correcta por lo demás) de que todos somos a su vez dominados por el capital u otros poderes por igual.
    Respecto al tema de la violación, no lo decía por opinión personal, sino porque jurídicamente en la mayoría de las legislaciones la violación es definida como un acceso carnal vía vaginal, anal o bucal, por lo que el hecho típico se realiza exclusivamente con un pene. Por eso la imposibilidad de la mujer de violar, no cumple con los requisitos del tipo penal. De hecho hubo un caso en Alemania donde una mujer abusó de un hombre obligándolo a realizarle sexo oral, y la defensa del hombre alegó que la mujer tenía una especie de clitoromegalía y que el abuso fue efectivamente un acceso carnal ya que era similar a un pene pequeño (lo que se desestimó). Se ha especificado sin embargo por la mayoría de la doctrina que el acceso carnal se refiere al pene. Claramente se ve como algo injusto por el hecho de que el abuso tiene una pena considerablemente menor que la violación, por lo mismo incluso se ha alegado que es discriminatoria ya que el victimario sólo puede ser un hombre.
    Saludos y disculpa nuevamente por lo extenso.

    Me gusta

  9. Sociedad igualitaria, se refiere a una donde no se hacen diferencias ni de sexo (biológicas tales como los hombres son tales y las mujeres cuales en razón de su sexo) y que en consecuencia con ello, dejamos de diferenciar a mujeres y hombres en razón de su sexo (i.e. hombres machos-mujeres sumisas) Una sociedad igualitaria, reconoce que hombres y mujeres somos iguales ante la ley (i.e. tenemos los mismos derechos: a ocupar cargos públicos, a ganar los mismos salarios, a gozar de derechos de maternidad-paternidad,a turnar el cuidado de menores y mayores entre ambos sexos, a no padecer violencia en razón del sexo, a compartir en condiciones de igualdad, todos los ámbitos de la vida cotidiana). Una sociedad igualitaria, reconoce lo mismo el derecho de las madres que el derecho de los padres a criar a sus hijos e hijas. Reconoce, que hay mujeres que no quieren tener ni cuidar hijos/as, así como hay hombres que tampoco quieren hacerlo. Reconoce que la responsabilidad sobre los menores es asunto de dos y que ambos tienen responsabilidades. Una sociedad igualitaria da a mujeres y hombres el derecho a decidir, así como les confiere, igual responsabilidad. Lo mismo opera en las prácticas sexuales: el derecho a decidir. Y en las políticas: el derecho a participar sin que por ser mujer, hombre, mujer o hombre marginal, o trans-género, o lesbiana u homosexual. Una sociedad igualitaria se construye sobre la base del reconocimiento de las otras y los otros, acoge las diferencias y las asume. Una sociedad igualitaria implica -y me faltan muchos ejemplos- reconocer nuestras diferencias, (i.e, entre personas que no se nos parecen ni a los hombres ni a las mujeres tal como nos pensamos) asumir los desequilibrios y hacer el ENORME ESFUERZO por asumir que podemos construir otros diálogos. Todo comienza en el ya viejo dilema entre mujeres y hombres. Si superamos ese dilema -hombres-mujeres-hombres., estaremos en posibilidad de construir una sociedad igualitaria,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s